miércoles, 20 de agosto de 2008

NICARAGUA, TIERRA DE VOLCANES


No en vano Nicaragua es llamada ‘Tierra de Lagos y Volcanes’. Cuando se mira su mapa y sus panoramas, se puede entender el por qué. No solamente existen lagos y lagunas alrededor de todo el territorio nacional, si no también cadenas volcánicas que recorren el país de norte a sur. Hay una gran variedad entre estos volcanes; algunos tienen cráteres grandes y humeantes, mientras que otros destruyeron su cráter en una violenta erupción hace miles de años, dejando una tranquila laguna en su lugar.
Muchos de estos volcanes son buenas alternativas turísticas: puede escalar un volcán activo o uno apagado hace mucho tiempo, puede nadar en las lagunas de sus cráteres o caminar en sus faldas y alrededor de su cráter, etc. A continuación encontrará una lista de 12 volcanes y estructuras volcánicas verdaderamente interesantes, enlistados en el mismo orden en el que aparecen en el mapa de Nicaragua de norte a sur.



Volcán Cosigüina

Está localizado en el noroeste de Nicaragua. Toma un poco más de esfuerzo llegar hasta la península de Cosigüina, pero verdaderamente vale la pena, pues en esta esquina occidental del país encontrará uno de los volcanes más impresionantes de Nicaragua. En 1835, el Volcán Cosigüina explotó con tanta fuerza que destruyó más de un tercio de su cráter. Las cenizas llegaron hasta Jamaica y a la ciudad de México a unos 1,400 kilómetros. Poco después de la erupción, el volcán se volvió inactivo. Con el tiempo, el cráter se llenó de agua y actualmente se puede encontrar una laguna en este lugar.
Se puede llegar al cráter siguiendo un camino arborizado en las faldas de este volcán. El camino permite ascender hasta la mitad del volcán en carro, dejando la oportunidad de escalar a pie sólo la última parte, lo que le ahorra tiempo (tres horas ida y vuelta en lugar de subir todo el camino que representa un recorrido de ocho horas). Cualquiera que sea su decisión el camino es espectacular y no muy empinado. La naturaleza predomina en el área por lo cual las vistas son magníficas. Podrá observar el Golfo de Fonseca y en el otro lado de la bahía podrá ver las costas de Honduras y El Salvador.